Close
No tienes ningún artículo en su carrito de compras.
Buscar
Volver a todas los blogs

Recetas Dieta Barf para perros

Recetas Dieta Barf para perros

  

 

MENU DE POLLO EN YOUTUBE

 

Posiblemente ya sepas que la alimentación Barf es un conjunto de alimentos biológicamente apropiados y crudos para nuestra mascota, esto significa que una alimentación Barf para gatos, no contiene los mismo alimentos que la dieta Barf para perros, ya que cada especie se ha adaptado a través del tiempo.

Podemos acceder a estas listas de alimentación a través de internet, ahí encontraremos la aportación de estos nutrientes y cantidades recomendadas según la especie.

 

¿Sabias que?



Es beneficioso para nuestras mascotas alimentarse con alimento crudo, ya que este contiene enzimas que “mueren” al ser cocinadas, entre otras razones, esta es la principal desventaja del pienso, además de dificultar la digestión por el extrusionado que se lleva a cabo a altas temperaturas, eliminando la humedad y enzimas por igual.

 

En el caso del perro, es necesario que consuma carne, huesos, verdura y fruta. Entre los ingredientes que se añaden para ayudar a conservar el alimento está el aceite de oliva y ajo en bajas cantidades.

 

Como apunte importante, para poder dar comida cruda a nuestra mascota con seguridad, hay que proceder a congelar (durante 3 semanas) los alimentos una vez mezclados, aunque también se pierden enzimas, el impacto es menor que en el caso de la cocción a media o alta temperatura.

 

La cantidad recomendada de Barf para un perro adulto de tamaño M, L y XL es del 2% del “peso ideal” para nuestra mascota cada día, es necesario conocer el peso ideal de nuestra mascota, para ello y ante la duda, es recomendable acudir a nuestro veterinario. Para tener más información acerca de las cantidad recomendadas de Barf para nuestras mascotas, podéis consultar este articulo en nuestro Blog.

 

Tras los primeros días de adaptación a la nueva alimentación y pasadas 3 semanas, empezaremos a observar mejorías no solo superficiales como el pelaje, y retraso en la aparición de sarro, sino que observaremos un mejor apoyo de las patas, incluso mejorías en el caso de los perros con problemas articulares.

Mejor alimentación es igual a más salud, más salud para su mascota es igual a una vida más longeva y de mayor calidad. 

 

 

Recetas Dieta Barf para perros caseras

 

 

En CDB estamos comprometidos con la divulgación de este tipo de dietas, ya que para nosotros nuestras mascotas son parte de la familia, no un complemento.

 

Por ello vamos a poner recetas Barf caseras para perros en nuestro Blog y en nuestro canal de YouTube, para que vosotros mismos podáis experimentar la mejoría que se produce tras tan solo 3 semanas de alimentación Barf en exclusiva, es importante no mezclar  comidas secas con menús Barf, ya que esto puede producir desbarajustes digestivos.

Aquí os dejamos la primera receta casera Barf de pollo para perros que publicamos en nuestro blog.

 

Receta BARF casera de Pollo

 

Puedes consultar la receta en nuestro canal de YouTube

 

Menu BARF de Pollo Casero 

 

Ingredientes Dieta Barf de pollo

 

1.600g de pollo (aprox un pollo entero)
esto incluye las visceras y los huesos carnosos incluidos en la carne

100g de Remolacha

100g de Calabaza

100g de Zanahoria

100g de Manzana

100g de Espinacas

2 cucharadas de aceite de oliva

 

Preparación y consejos

 

Trocearemos el pollo y el resto de ingredientes y añadimos el aceite para ayudar a la preservación.

Es necesario guardar toda la dieta con los huesos en el congelador durante 3 semanas para asegurarse de que es segura en crudo para nuestro perro.

En esta receta solo es necesario retirar la corteza de la calabaza y las semillas de la manzana y calabaza, siendo las de manzana las más peligrosas en grandes cantidades.

Los huesos del pollo sin cocinar se consideran carnosos y por lo tanto nuestro perro puede masticarlos y ingerirlos sin sufrir en el proceso, por lo tanto podemos darle los huesos como premios, dosificando los con el resto de la dieta.

En caso de que tengáis miedo de darle los huesos enteros, siempre podéis triturarlos a conciencia para añadirlo al resto de la dieta que preparamos.

Es más peligroso que tu perro se encuentre por sorpresa un hueso mediando en su comida blanda, que cuando le das el hueso directamente, así que si procedéis a triturar los huesos aseguraos de hacerlo bien y de forma regular.

Comentarios
Escribe un comentario Ocultar formulario de comentario
Contactenos!!!